Respuesta al artículo “¿Por qué asociarse?” por EA1URA

English summary: This is an opinion post discussing the reasons given by EA1URA to join URE, the National Amateur Radio Spanish society. My main point is that the services offered by the society do not justify the fees and that the society doesn’t properly represent the interests of Amateurs with a profile similar to mine.

Normalmente no escribo artículos de opinión ni tampoco escribo en español en este blog, pero en este caso he creído conveniente hacer una excepción. Recientemente, EA1URA (URE Asturias) publicaba un artículo titulado “¿Por qué asociarse?” en el que da una lista de razones por las que merece la pena asociarse a URE. Ayer, en Twitter, @ea1ura me pasaba directamente el enlace del artículo. Tras una breve lectura, yo contestaba que ninguno de los puntos que exponen me parecen económicamente interesantes para un Radioaficionado de mi perfil y que no consideraba que URE defendiera adecuadamente mis intereses.

En este post intento extender y justificar mi respuesta, con la esperanza de que quizás sirva como crítica constructiva. Durante el artículo incluiré algunas comparaciones con la situación en Reino Unido: la RSGB y su normativa. Esto es simplemente porque es el único país extranjero donde conozco bien la situación, al haber residido allí. En general, considero que la situación en Reino Unido está bastante mejor que en España y deberíamos intentar copiar algunas cosas de allí. Imagino que cualquiera que tenga un buen conocimiento de la situación en otros países europeos como Alemania u Holanda puede tener una impresión similar.

Lo primero y más sencillo de discutir es la lista de ventajas o servicios que expone EA1URA en su artículo. Dicha lista, lógicamente, se asemeja bastante a la lista de servicios generales de URE. Aquí lo único que discuto es la siguiente pregunta: si para un Radioaficionado de mi perfil dichos servicios son suficientemente útiles o interesantes como para justificar económicamente el coste de las cuotas de URE.

Hay que tener en cuenta, que la cuota básica de URE es de 80€ anuales, a lo que hay que sumar una cuota complementaria, fijada por la sección, que ronda los 15€ anuales (ver esta información). Por tanto, las cotas totales pueden rondar los 95€ anuales. Por contra, las cuotas de la asociación nacional británica RSGB son de £51 anuales (58€ al cambio tal día como hoy, o incluso 81€ en los momentos en los que la libra estaba mucho más alta). Al comparar estas cifras hay que tener en cuenta que, en general, el coste de la vida y los sueldos en Reino Unido son más altos que en España.

Recorramos la lista de ventajas una por una:

Revista Radioaficionados. En general esta revista me parece bastante mala y poco interesante. Con el debido respeto para la gente que suele escribir allí, los artículos técnicos (que son los que más me interesan) suelen ser de un nivel un poco pobre y algunos de ellos están plagados de errores o fallos de concepto. Hoy en día se puede encontrar información de mucha más calidad en Internet, sobre todo si uno es capaz de leer en inglés. Vivimos en un mundo saturado de información, por lo que solo se puede seleccionar y leer lo más interesante. Aunque los números antiguos están disponibles online para todo el mundo, nunca los leo. Tampoco leo frecuentemente otra serie de revistas de mucha más calidad, como las publicadas por ARRL y RSGB. Simplemente la información disponible es demasiada y el tiempo para procesarla es limitado.

Tráfico de tarjetas QSL. Envío pocas tarjetas QSL al año. Muchos de mis corresponsales no permiten el envío a través de buró, por lo que la mayor parte de mis envíos son directos (a pesar de que también soy usuario de EuroBureauQSL). Honestamente, si valoro bien mi tiempo, me cuesta más el tiempo que empleo en buscar en el log, rellenar la tarjeta a mano e ir a la oficina de correos que el propio coste del envío postal ordinario. Para mí un servicio de buró barato como el de EuroBureauQSL puede ser interesante, pero el poco uso que hago del buró no me compensa pagar unas cuotas altas como las de URE. Esta es mi situación, otros Radioaficionados de un perfil similar al mío no usan en absoluto tarjetas QSL, pues no están interesados en ello.

Seguro de antenas. Dicho sea de paso que en otros muchos países europeos no es necesario un seguro específico de antenas. La responsabilidad civil de las antenas se debe asegurar de la misma manera que cualquier otra construcción en el exterior de un edificio. Esto es mucho más lógico. Las antenas se aseguran porque pueden provocar daños físicos a propiedades o personas en caso de fallo estructural, no porque sean elementos radioeléctricos radiantes. Sin embargo, en España tenemos la “trampa” de un seguro de antenas que deben pagar todas las instalaciones fijas de Radioaficionado (y no otras instalaciones que pueden ser similares, como estaciones de banda ciudadana, televisión terrestre o por satélite, wireless comunitario, etc). Esta trampa es un claro abuso, pero como a URE le beneficia económicamente, no parece hacer presión en contra.

Adicionalmente, muchos Radioaficionados de mi perfil no se pueden permitir instalar una instalación fija. Usualmente son gente joven que vive de alquiler y quizá planea cambiar de residencia dentro de pocos años o menos. Por tanto no pueden hacer una instalación fija y definitiva en su vivienda. Usualmente emplean estaciones portables o instalaciones temporales y algo precarias en sus viviendas. Como escribía FEDI-EA hace tiempo, cada vez es más usual salir en portable desde casa. Finalmente, en caso de realizarse una instalación fija, el seguro de antenas de FEDI-EA, por 10€ al año, es mucho más económico que las cuotas de URE.

Asesoria Jurídica. Nunca he usado este servicio ni escuchado historias de gente que lo haya usado, por lo que no puedo decir cómo de bien funciona. El principal problema aquí es que la normativa española es muy inadecuada, llena de trampas e imprecisiones (hablaré sobre esto más adelante). Solo con esta normativa tan desastrosa se puede entender la necesidad de un servicio jurídico. En cualquier caso, FEDI-EA también incluye un servicio jurídico con su seguro de antenas. Tampoco he tenido que usarlo nunca, por lo que no puedo comparar.

Presencia en Internet a través de ure.es. Aquí los servicios son los siguientes. En primer lugar un foro donde todo el mundo puede leer pero solo los socios pueden escribir. Se aplica un poco la misma crítica que a la revista. Demasiada información, por lo que hay que seleccionar, y el foro tampoco entra dentro de lo más interesante. Además, algunas veces llego al foro por algún enlace o búsqueda y quiero contestar a alguien, pero al ser no ser socio, no puedo hacerlo. Esto me parece un poco insultante. Por esta razón, evito el foro todavía más.

Se habla también de “gran cantidad de información de interés” y “descargar programas”. Según entiendo esto está disponible para todo el mundo y tampoco me resulta demasiado útil. Lo único que suelo consultar con cierta frecuencia son los planes de banda en VHF y bandas superiores, pero contienen algunas imprecisiones con respecto al Handbook de la IARU R1. Esto lo hago por conveniencia, pues el Hanbook es un PDF de muchas páginas. Los planes de HF los consulto directamente en la web de IARU R1. Por último, se habla también de un correo electrónico y un espacio web propio. Hoy en día es muy fácil conseguir estos servicios gratuitamente o a un coste bajo en multitud de proveedores, por lo que esta posibilidad no me resulta interesante.

En URE disponemos de los sistemas mas innovadores en gestión de diplomas, edición e impresión de Qsl. No tengo prácticamente ningún interés en los diplomas, y como yo, le ocurre a muchos Radioaficionados de mi perfil. Sobre las tarjetas QSL y el poco uso que hago de ellas ya he hablado más arriba. La tirada más pequeña de tarjetas que pueda imprimir en cualquier sitio me basta para un montón de años.

Disponemos de una red de repetidores por toda la geografía española. Aquí he de decir que sí considero importante el mantenimiento de una buena red de repetidores. Sin embargo, aquí hay otra “trampa” del reglamento que beneficia a URE: solo las asociaciones pueden instalar un repetidor. En otros países europeos como Reino Unido, la instalación de un repetidor es algo que en última instancia corre a cuenta de los individuos. Adicionalmente, en Reino Unido los repetidores los suele instalar, mantener y costear la asociación local, a través de las cuotas o directamente recaudando para un proyecto concreto. Las asociaciones locales son muy distintas a las secciones de URE, pues si bien pueden estar afiliadas de algún modo a RSGB, son completamente independientes de ésta. Creo que este modelo de costeo de repetidores es mucho más sano que el de una asociación nacional como URE que se encargue de velar por la red de todo el país. Con este modelo, son los usuarios locales los que tienen un control directo sobre las decisiones administrativas y económicas que afectan a sus repetidores más cercanos.

Además, debo decir que 100€ de cuota anual multiplicados por las decenas de miles de socios que tiene URE darían para una red de repetidores muchísimo más amplia o funcional que la actual. De hecho, es una cantidad considerable de fondos que daría para otros proyectos mucho más interesantes (una buena red de balizas de microondas, estaciones terrestres de seguimiento de satélites accesibles por internet y otra serie de ideas me vienen inmediatamente a la mente). En cualquier caso, no valoro en 100€ anuales el uso que hago de los repetidores (por ejemplo, gasto bastante menos en mi tarifa de telefonía móvil).

Discutida la lista de servicios “tangibles” que ofrece URE a sus socios, realmente el tema más importante es la labor de representación que realiza URE. Como dice el artículo de EA1URA, “URE es […] la encargada de velar y representar nuestros derechos como radioaficionados ante las administraciones, la encargada de representar internacionalmente la radioafición española ante la IARU”. En Twitter yo mencionaba que considero que URE puede defender los intereses de un sector de los Radioaficionados (ya no entro a discutir si es un sector mayoritario o no), pero que no defiende adecuadamente los intereses de los Radioaficionados con un perfil similar al mío.

Por hacer una especie de caricatura de los Radioaficionados a los que URE defiende, estos son Radioaficionados cuyo interés es tener una buena instalación de HF en su vivienda (quizá con antenas grandes que pueden suponer un peligro estructural), trabajar y realizar activaciones de vértices, castillos, ermitas, etc., hacer DX y participar en concursos en HF, usar los repetidores FM locales y quizá la red DMR, reunir multitud de diplomas, y para ello intercambiar un buen número de tarjetas QSL, poseer un indicativo de dos letras (parece mentira la cantidad de recursos que se han gastado en esta tontería, incluso por parte de la administración cuando lanzó la consulta sobre qué tipo de tarjetas QSL aceptar para acreditar la práctica internacional). Este tipo de Radioaficionado quizá tiene sus intereses bien cubiertos por URE.

Sin embargo no creo que los Radioaficionados con amplios intereses técnicos o científicos estén bien defendidos por URE. EA1URA afirma que “La URE es una asociación […] donde se fomenta […] los estudios técnicos, se estimula la investigación radioeléctrica y de radiocomunicación general.” No he visto muestra suficiente de que URE tenga mucho interés en los estudios técnicos o la investigación, y me encantaría que alguien me indicara lo contrario.

Aprovecho para comentar los puntos de la normativa que me resultan especialmente molestos. Algunos de ellos dificultan la innovación y la investigación. Sin embargo, no veo que URE haga mucho esfuerzo por intentar cambiar esta situación, pues en algunos casos le beneficia.

El Reglamento de radioaficionados es una cosa un poco confusa e imprecisa. Basta comparar con los términos de la licencia de Radioaficionado en Reino Unido, que están redactados de una forma mucho más precisa e incluyen menos limitaciones sin sentido. A continuación, menciono algunos de los puntos que considero que deberían cambiar.

Artículo 5. 5. Los equipos radioeléctricos adquiridos en el mercado que se pretenda utilizar deberán cumplir con la legislación que les fuese de aplicación en el momento de su comercialización inicial (marcado CE, certificado de aceptación radioeléctrica, etc.). En cualquier caso, esto debería ser una normativa para los vendedores de equipos, no para los Radioaficionados que los han adquirido. Contrástese con el Artículo 5. 6. Podrán ser utilizados equipos total o parcialmente de construcción propia sin autorización previa de la SETSI, bajo la responsabilidad del propio radioaficionado. […] Esto no tienen ningún sentido. Por un lado los equipos comerciales deben estar certificados, pero por otro se pueden usar todo tipo de equipos autoconstruidos o modificados. Aquí incluso se incluiría un equipo comercial sin certificación al que se le ha realizado una modificación trivial. Conviene recordar que este artículo ha causado mucho revuelo con los equipos DMR. Por supuesto, para experimentar necesitamos no tener limitaciones en los equipos que usamos, más allá de que las señales transmitidas tengan la pureza espectral necesaria para evitar interferencias.

Artículos 18-21, que recogen la normativa sobre instalaciones fijas. Ésta es una de las mayores “trampas” del reglamento: para instalar una estación fija se requiere de una autorización, la instalación debe ser realizada generalmente por un instalador autorizado, la instalación no puede ser modificada fácilmente una vez terminada y se debe pagar un seguro de antenas. Esto es algo completamente insólito en otros países europeos como Reino Unido. Por supuesto, éste es uno de los puntos del reglamento que más dificultan la experimentación, impidiendo la modificación continua de instalaciones que, por su sencillez, no deberían requerir de ninguna restricción o seguro. Aquí me atrevería a decir que la mayor parte de Radioaficionados españoles están incumpliendo en mayor o menor medida esta parte del reglamento. Sin embargo, todo el mundo parece mirar para otro lado.

Artículos 24-26, que recogen la normativa sobre estaciones automáticas desatendidas. Aquí la mayor trampa es que deben ser instaladas por una asociación. Por contra, en otros países como Reino Unido, la instalación corre a cargo de los individuos, y la coordinación la realiza ETCC, una sección de RSGB, no la administración (como ocurre en España con Telecomunicaciones). Esto hace mucho más sencilla la experimentación a nivel individual, mientras que se mantiene un control lógico del uso del espectro. Adicionalmente, el reglamento español está redactado como si solo se tuvieran en mente los repetidores FM y de voz digital y las balizas CW. La imprecisión con la que está redactado el reglamento así como lo limitante que resulta ha causado toda una explosión de diversas “estaciones desatendidas” instaladas a título individual, como nodos Echolink, hotspots DMR, estaciones base APRS, etc., probablemente incumpliendo el reglamento. De nuevo, es otro punto donde todo el mundo parece mirar para otro lado.

Artículo 30. 6. Las estaciones colectivas podrán ser utilizadas esporádicamente con fines de divulgación y fomento de la radioafición, por personas noveles en dicha actividad, bajo las siguientes condiciones […]. Ésta es la única parte del reglamento que habla sobre las condiciones en las que una persona sin licencia puede emplear una estación de Radioaficionado. Se incluyen una serie de limitaciones quizá un poco absurdas. En particular, la siguiente condición se suele incumplir siempre: Las emisiones se identificarán mediante el distintivo de la estación colectiva seguido, tras el sufijo, de dos o tres letras de libre elección. Basta ver cualquier contacto de un centro educativo con la ISS para comprobar que no se usan dos o tres letras de libre elección tras el sufijo. De nuevo, la trampa aquí es requerir una estación colectiva, lo cual implica a una asociación, por lo que en cierto modo beneficia a URE.

Por contra, en el Reino Unido es todo mucho más sencillo y flexible: 3(4) Only where this Licence is a Full Licence may the Licensee permit a non-licensed person to send a Message using the Radio Equipment provided that the Radio Equipment is operated by the Licensee. Básicamente, la única condición es que sea un Radioaficionado con licencia completa el que opere el equipo, permitiendo así a cualquier persona sin licencia mandar mensajes usando el equipo de radio.

Disposición adicional segunda. Bandas de frecuencias cuyo uso precisa de una autorización especial. Aquí el resultado es que la mayor parte de las bandas de 2.3GHz, 5.7GHz y 24GHz no se puede usar sin una autorización especial. Aparentemente algunas Jefaturas Provinciales ponen bastantes problemas para conceder las autorizaciones especiales. Otro problema es que las autorizaciones se conceden para uso en un solo punto geográfico. Esto impide el uso en portable, que es una actividad bastante normal en las bandas de microondas, por las características de la propagación en estas bandas. Adicionalmente, el segmento de la banda de 5.7GHz que puede usarse sin autorización especial cambió en algún momento con una nueva edición del CNAF. Sin embargo, dichos cambios no han sido hechos demasiado visibles, por lo que asumo que mucha gente los desconoce.

El cambio en la banda de 5.7GHz permite usar el segmento de ATV sin autorización especial, pero todos los segmentos de comunicaciones digitales siguen requiriendo autorización especial. Desde Hamnet.es hemos estudiado las posibilidades que hay para realizar comunicaciones empleando equipos Wifi y similares en los segmentos libres de las bandas de 2.3GHz y 5.7GHz y hemos llegado a la conclusión de que esto no es posible: un plan de bandas razonable para Hamnet en España requiere que todas las estaciones dispongan de autorización especial. Así lo refleja nuestro plan de bandas actual. La problemática de la autorización especial unido al problema que supondría considerar los equipos Hamnet como estaciones automáticas desatendidas (por lo que solo podrían ser instalados por una asociación) suponen una traba administrativa grande para la evolución del proyecto Hamnet en España.

Anexo I. 3, donde se habla sobre la potencia máxima. Aquí el problema es que la potencia máxima en las bandas de microondas (1.2GHz y superiores) viene dada en potencia PIRE: un máximo de 1kW PIRE para los segmentos con atribución primaria y 500W PIRE para los segmentos con atribución secundaria. Esto es completamente absurdo. En estas bandas se emplean antenas muy directivas, con ganancias de 30dB, 40dB o más, por lo que es bastante sencillo superar 1kW PIRE, incluso con un amplificador poco potente. Es más, las características de propagación en estas bandas hacen necesario emplear potencias muy superiores a 1kW para muchos modos de comunicación. Potencias de 100kW PIRE o más se emplean rutinariamente por Radioaficionados en todo el mundo para modos tales como el ducting troposférico, scatter en aeronaves o rebote lunar. La mayor parte de países limitan la potencia en términos de la potencia de salida del amplificador, por lo que no se incluye la ganancia de la antena y no aparecen estos problemas.

Existe la siguiente excepción en el reglamento: 3.3 Para enlaces por rebote lunar (EME) o por dispersión meteórica (MS), dentro de las subbandas de frecuencias recomendadas por la Unión Internacional de Radioaficionados (IARU) y en cualquier caso fuera de los cascos urbanos, se podrán utilizar potencias de cresta de la envolvente de hasta 1000 w. Esto es razonable, pues la potencia de cresta envolvente se mide a la salida del amplificador. Sin embargo, no es razonable que los modos de propagación sean solo rebote lunar y dispersión meteórica (que no funciona en las bandas de microondas), y que la transmisión deba realizarse fuera del casco urbano.

Este es un gran problema para el uso, la experimentación y el desarrollo de las microondas en España. Me atrevo a decir que buena parte de las comunicaciones por microondas en España incumplen esta parte del reglamento, pues de otro modo las comunicaciones serían completamente imposibles. De nuevo, y aunque las microondas son algo minoritario en España, esta es otra parte del reglamento donde todo el mundo prefiere mirar para otro lado.

Por ir cerrando ya este artículo de opinión, otra parte donde todo el mundo parece mirar para otro lado y URE parece no hacer nada es la banda de 60m. Recientemente se ha decidido asignar a nivel mundial una banda de 60m de 15kHz con una potencia máxima de 15W PIRE (salvo algunas excepciones). Sin embargo, un buen número de países ha mantenido o creado una asignación doméstica con más espectro y potencia (más informacion). En España rutinariamente nos encontramos gente transmitiendo en 60m con una potencia mucho mayor de la máxima de 15W PIRE. La creación de una banda doméstica con una potencia máxima de alrededor de 100W sería muy beneficiosa para la experimentación de la propagación en esta banda y para la Radioafición en general.

Otro apunte que me parece algo preocupante es el interés que tienen las asociaciones de Radioaficionados españoles en tener una sección de banda ciudadana. Esta crítica es algo que afecta tanto a URE como a FEDI-EA. En mi opinión la Radioafición y la banda ciudadana tienen muy poco que ver. Mientras que la Radioafición se caracteriza por un interés técnico en la radio, que desemboca tanto en actividades de investigación técnicas o científicas como en actividades puramente de ocio, la banda ciudadana se caracteriza por la instalación de equipos “plug & play” por interés únicamente de ocio.

Por esta razón, creo que el emplear la banda ciudadana supone una especie de rechazo a los pilares de la radioafición: adquirir y demostrar una serie de conocimientos técnicos para poder emplear equipos de radio con muchas más posibilidades y libertades. A un Radiaficionado no le debería suponer ningún interés la banda ciudadana, pues dispone de las bandas de 10 y 12m, con características similares a la banda de 27MHz, y en las que puede usar mucha más potencia y mejores antenas que una estación de banda ciudadana.

Entiendo y respeto que una persona pueda no tener ningún interés en los conocimientos técnicos que se le requieren a un Radioaficionado y que solo busque la parte de ocio que da la banda ciudadana. Sin embargo, no entiendo por qué una asociación de Radioaficionados intentaría velar por los intereses de los usuarios de banda ciudadana.

Tradicionalmente, muchos Radioaficionados provenían de la banda ciudadana, la cual ha sido incluso descrita como “cuna de Radioaficionados”. Por tanto, puedo entender cierta conexión entre la Radioafición y banda ciudadana. Sin embargo, últimamente, sobre todo los Radioaficionados con perfiles similares al mío provienen de otros ambientes: hacking, making, cacharreo, electrónica, mundo académico, etc. Somos gente que no hemos pasado por la banda ciudadana y no tenemos ningún interés en ella.

13 Replies to “Respuesta al artículo “¿Por qué asociarse?” por EA1URA”

  1. Como de costumbre, no puedo estar más de acuerdo contigo. En mis más de 10 años como radioaficionado nunca me he sentido identificado con URE ni ninguna asociación similar, simplemente porque no siento que compartan ni apoyen mis intereses más allá de lo justo para “figurar”.

    Si he acumulado 1h en “hablar” por radio en todos estos años, habrán sido miles las que he dedicado a leer (no revistas), diseñar, probar y sostener el soldador. Tampoco he tenido grandes antenas instaladas, a menudo son balconeras y antenas de compromiso similares para hacer pruebas, o parábolas en un trípode han sido suficientes. Aunque pudiera tampoco instalaria gran cosa porque no puedes estar cambiando cosas todos los días en un tejado.

    Respeto y entiendo que haya perfiles muy distintos al nuestro en la radioafición, pero creo que el futuro traerá perfiles más técnicos y menos del resto, por lo que las asociaciones deberían cambiar un poco el chip. Llamadme iluso…

  2. Creo muy acertardo, aunque en algún punto no lo veo tanto este articulo. Debemos cambiar y adaptarnos pero para eso, esos perfiles que dominan la materia deben de dar el paso.
    Yo no tengo antenas, no creo que las ponga con esta reglamentación, pero si veo primordial la defensa ante las instituciones de la radioaficion por parte de URE. Eso cuesta dinero, y recursos, y es aquí donde debemos sumarnos en vez de dividirnos en innumerables asociaciones o secciones con NIF propio. Debemos cambiar TODOS, no solo la URE. Menos complejos y miedos.
    Este articulo no lo veo como un ataque a la URE, creo que es aire fresco y podemos aprender mucho. Algunos lo van a mal interpretar y lo pueden atacar, pero creo que no va muy mal desencaminado Daniel.

  3. De acuerdo en lo principal, aunque echo en falta la politica de reembolso de una parte infima de la cuota a las asociaciones locales, que son las que, a cambio, soportan gran parte del gasto, mientras que en Madrid se vive en la “opulencia”, con gran gasto en personal y/o asistencia a eventos que en nada promueven la radioafición en el ambito de la asociacion. Por poner un ejemplo…

  4. Hola.
    Enhorabuena por tu redacción y por tu franqueza al hablar de este tema.
    Soy EC1DJ, Miguel Ángel (y no coloco en indicativo ante mi nombre por casualidad).
    Vi tu publicación (acabo de verla), a través de las redes sociales y allí vertí mi opinión personal al respecto, cosa que reproduzco aquí ahora, esperando que no tomes a mal mis palabras, tan directas y francas como las tuyas (si me permnites el tuteo).

    Yo soy socio de URE porque entiendo que es algo necesario máxime en una actividad plural como la radio, que por pura naturaleza requiere de otro al otro lado del micro, pese a que para muchos se trate de una actividad individual (hay 30.000 licencias en España, frente a 8.000 socios de URE). No tengo una gran estación (como esos a los que se refiere el Sr. Estévez en su artículo) y que según él, son los que pueden “beneficiarse” del seguro, etc… al contrario, hago radio con una simple antena de 27 acoplada. Si un pobre nindundi como yo puede hacer el esfuerzo de pagar su cuota para mantenerse dentro de una asociación que nos defiende y representa a todos, los que tienen la suerte de tener una mejor posición económica también… si no lo hacen obedece a otras razones. Daniel Estévez hace un rico y amplio repaso a sus razones (que son una opinión personal tan válida y respetable como la de los demás, pero solo eso, una opinión), y en la mía se olvida de que sencillamente, en España no somos como en el Reino Unido con quién nos compara (aunque ya nos gustaría a muchos), aquí reina el libertinaje, el “Hago el comunicado por mi amigo Manolo y por mi Radio Club”, el todo vale y el “pa qué voy a abandonar una frecuencia de emergencias si pa eso están los teléfonos móviles”. Si aquí se decidiera por ejemplo (por referirme a uno de los que él expone), que la Administración decidiese que no solo asociaciones tuvieran la posibilidad de colocar repetidores y que se pudieran colocar a título individual, cada cual haría lo que le viniera en gana (como ya pasó y pasa con los enlaces Echolink), colocando estos a su libre albedrío sin ton ni son y sin comprometerse a ofrecer un servicio como el que es inherente a un sistema de repetidores… o si decidiese que cualquier radioaficionado particular pudiera poner ante una emisora a una persona sin licencia (y no que solo pueda hacerlo una asociación como ocurre ahora, algo que dicho sea de paso fue todo un logro de URE en el que me siento inmerso), las frecuencias estarían llenas de operadores que andarían por las bandas como pollos sin cabeza (algo que pasa YA con algunos que incluso TIENEN indicativo, que no tienen ni idea de lo que es la RADIOAFICIÓN a pesar de llevar 30 años apretando un botón para decir bobadas). No pertendo erigirme en nada en absoluto, pero llevo parado 5 años, he abandonado tres secciones por sentirme apartado, utilizado y hasta engañado (por ese orden)… aún así, amo la radio, es mi única AFICIÓN con mayúsculas, y no he dejado de pertenecer a URE, no por los “servicios” que me pueda prestar (que también), si no porque soy consciente de que se necesita una representación fuerte para mantener nuestros derechos, evitar el deterioro de la calidad de la Afición en España y alcanzar en nuestro país el reconocimiento que la Radio de Aficionados tiene en otros países, además de alcanzar nuevas metas. Desde que soy socio se han conseguido gracias URE grandes progresos… el último la banda de 60 metros, y también URE ha evitado que los radioaficionados fuesen equiparados a una empresa de telecomunicaciones, tal y como estaba redactada la reciente Ley Gral de Telecomunicaciones, con el perjuicio que suponían las trabas para colocar nuestras antenas. Eso es asociarse, crear unión para hacer fuerza. 73.

    1. I hadn’t heard before of Voronezh radars, so I’m not aware of any Amateur receiving them by satellite scatter. Certainly the ISS is the largest object in LEO (by a huge margin), so that would be the first thing to try. Here in Europe we have the GRAVES radar, which is quite strong and can be easily received via Moonbounce with a really small station. Many people have also received it via ISS bounce and perhaps via other LEO objects. Besides the ISS, the next largest objects in LEO are spent rocket bodies. I have heard of Amateurs doing QSOs via ISS bounce on 23cm and other bands, and also via bounce on a rocket body. Receiving Voronezh radars through scatter on LEO objects should be similar, and perhaps doable with large Amateur stations.

  5. Dear Daniel
    Thanks for your reply.
    Actually, I have tried both moon and ISS but I did not find anything. I asked that to see if anyone know the exact frequency, since without knowing that the problem is difficult.

    1. Of course. That’s what enables QSOs of several hundreds of kms during VHF & up contests. Other examples are the beacon GB3VHF in England, which can be heard by tropo in most of the UK and Ireland, and of course the GRAVES radar, which can be heard in many parts of France, the UK and the Netherlands via tropo.

    1. Just use a big yagi. But it would be impossible to receive it from the East coast. Tropo progation is usually limited to a few hundreds of kilometers, except in special ducting conditions which happen usually over the ocean, where you can reach a few thousands of kilometers.

      From the East coast, if you’re interested in receiving these VHF Russian radars, you best chance is probably EME. The link budget is much better than for ISS bounce. Several people have used EME for TV DXing (At least in the analogue times. The reflection off the Moon will probably corrupt a digital TV signal). Still, you need a large yagi (as large as you can possibly afford).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.